TOCA RENOVARSE

¿Sabías que en 2017 más del  20% de la electricidad que consumimos en España vino de centrales nucleares y casi otro 20% de centrales térmicas convencionales de carbón?

reparto del consumo eléctrico en España en 2015-2017

Sobre la energía Nuclear

En España se encuentran en funcionamiento 6 centrales nucleares, todas ellas en la península, 2 de las cuales disponen de 2 reactores cada una (Almaraz y Ascó), por lo que suman 8 reactores de agua ligera.

No es una energía barata, tanto  la instalación y como el desmantelamiento de las centrales son muy caros, al igual que la obtención de una materia prima escasa (uranio o plutonio) y la gestión de los residuos, que hay que almacenarlos y gestionarlos adecuadamente durante miles de años.

Las centrales nucleares no emiten CO2, no contribuyen al efecto invernadero ni al cambio climático, pero sus residuos, altamente radioactivos, tardan varios cientos de miles de años en dejar de serlo, incluso los de baja y media actividad tardan unos 300 años. Los accidentes nucleares son poco habituales pero han sucedido, véase Fukushima  en 2011, donde 7 años después del desastre nuclear y uno desde que levantaran las órdenes de evacuación en las zonas de Namie y Iitate, los niveles de radiación son extremadamente altos lo que hace  que no sea seguro ni vivir, ni trabajar en dicha zona y no lo seguirá siendo durante décadas, quizá el siglo que viene.

Hasta los años 80 muchos países arrojaban los residuos al mar. Esta práctica fue prohibida. Las soluciones que propone la industria nuclear actualmente son el enterramiento, el almacenamiento geológico profundo y el almacenamiento en superficie (en seco o en piscinas). Todos ellos pueden ser considerados como soluciones temporales, pues incluso el almacenamiento geológico profundo no ha conseguido demostrar que será capaz de albergar los residuos sin fugas radiactivas durante los miles de años que será necesario.

Sobre las centrales térmicas de carbón

Actualmente en España hay 14 centrales térmicas, nueve de las cuales, se acaba de anunciar  que se cerrarán antes del 2020 , ¿será verdad?

Las centrales térmicas convencionales de carbón, emiten grandes cantidades de CO2 que provocan el cambio climático y por tanto, la destrucción de la vida en la Tierra. Además, en la combustión para producir la electricidad emiten otros productos contaminantes como dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx), monóxido de carbono (CO), partículas, mercurio (Hg) y otras sustancias (arsénico, plomo, cadmio, haluros etc.) , que causan daños irreparables para la salud y el medio ambiente, como lluvia ácida, smog, problemas respiratorios, daños en el sistema nervioso…

Desde un planteamiento más amplio hay que considerar también la contaminación que se genera en la obtención del carbón, en su proceso de minería y extracción y las millones de toneladas de residuos que genera la propia combustión en las centrales, que contienen niveles tóxicos de metales pesados y minerales. Éstos acaban en su mayoría en vertederos o en balsas y representan una amenaza para la salud y el medio ambiente.

Destacar que, además, son muy ineficientes. Las centrales térmicas de carbón, presentan un rendimiento de tan sólo el 37% en la transformación de la energía primaria del carbón en electricidad. Es decir, consumen en forma de carbón cerca de tres veces más energía de la que obtienen en forma de electricidad.

¿Qué hacemos?

Todos conocemos la existencia de la energía renovable (solar (fotovoltaico o termosolar), hidráulica, eólica, de biomasa), en España, el año pasado (2017) el 34% del consumo de electricidad fue producida por fuentes limpias.

Además de que su impacto medioambiental es mucho menor que el de la energía nuclear y el de la termoeléctrica del carbón (no emiten gases de efecto invernadero y no generan residuos radioactivos), su producción es mucho más barata, al ser su materia prima el sol, el viento y el agua, que por el momento no tienen precio, los costes una vez puesta en marcha son simplemente los relacionados con el mantenimiento.

¿Qué podemos hacer para que el porcentaje de consumo/producción eléctrico de renovables suba y bajen los demás?

Debemos creer en nuestro poder como consumidores/as , y  el primer paso debe ser cambiar de compañía comercializadora de electricidad a una que garantice que sólo compra en el mercado eléctrico electricidad proveniente de energías renovables. En  25 alternativas para contratar energía renovable en España, encontrarás el listado de las que hay actualmente así como el vínculo a su web.

Otra opción es el autoconsumo eléctrico a través de paneles solares fotovoltaicos, que aunque ha sido complicado los últimos años,desde el real decreto publicado el  6 de octubre de 2018, se está trabajando en simplificar y normativizar el autoconsumo. Hoy por hoy existen multitud de empresas, asociaciones, cooperativas que nos pueden ayudar.

Un cambio es posible, todo depende de nosotras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: